martes, 8 de septiembre de 2009

I Milla Nocturna de Ajalvir.



Nunca jamas habia participado en una carrera en donde la distancia fuera tan corta y menos en un circuito urbano y de noche, y mucho menos cuando ni si quiera era mi intención de participar.


Pero algunas cosas te vienen de imprevisto, y lo mejor que se puede hacer es no pensarlo y disfrutar.Algo así hice el otro día, sin más tiempo que el justo y necesario para coger las zapatillas y ponerme de corto, calentar un poquito...y a correr como un condenado.


Lo mejor de todo, fue la iniciativa de este pequeño pueblo, una iniciativa que yo desde mi punto de vista celebro puesto que estoy un poco cansado de los deportes rey o como quieras llamarlos, y sobre todo, por ese pequeño ambiente que se creo en torno a los escasos mil seiscientos nueve metros recorridos y que a pesar de los escasos treinta corredores de categoría absoluta, se disputo con autentica deportividad y espíritu competitivo.

Non Stop.

5 comentarios:

ONA dijo...

Corredor!!!
Esas cosas que surgen de imprevisto siempre son interesantes.
Me alegro de que no pierdas el norte...

Un besico!

BRUJA dijo...

Muchas veces las cosas imprevistas son las que mejor salen y las mas divertidas, o no?
Ese quinto puesto estuvo muy requetebien......junto a los pitufines y el coche escoba, jeje
besos

karkajadas dijo...

Ona:De momento se por donde anda el norte,alguna vez se me despista, pero por poco tiempo.

Beso.


Bruja:La verdad que la carrera fue divertida,menos mal,porque si dura unos metros mas,acabo en el coche escoba.

Beso.

Becki dijo...

Como bien dice Ona... a veces las pequeñas cosas son las más grandes! Un abracito, Alberto!!!!!

karkajadas dijo...

Becki:Fue como la esencia,pura e intensa.

Beso.