sábado, 30 de noviembre de 2013

Winter, Guadarrama


No se porque lo hago, no tengo muy claro que fuerza me impulsa a levantarme temprano y conducir medio dormido con la música a todo volumen canturreando canciones una tras otra.
Nada más bajarme del coche una bofetada de frío me recibe sin avisar, y me recuerda que hace rato he abandonado el mundo del confort.
Me apresuro en ponerme las botas, preparo la mochila, me pongo el frontal y echo a andar por donde nadie lo ha echo casi seguro hoy.
Una voz silenciosa repica en mi cabeza diciéndome lo bien que estaría en la cama arropado y calentito, en vez de estar pisando nieve, solo, sin más compañía que el viento que sopla cada vez más fuerte.

Aquí soy capaz de encontrar todo aquello que mi alma inquieta necesita.



La montaña hoy me ofrece algo más que frío y un incomodo viento, un compañero.
Seguro que no será la ultima vez que se crucen nuestros caminos.

Non Stop

One life, one love.

No hay comentarios: